Avisar de contenido inadecuado

El analisis transaccional de la personalidad

{
}

 

 El analisis transaccional de la personalidad

 

E

l análisis transaccional(A.T.) constituye un modelo explicativo de la personalidad construida por el psicólogo Canadiense Erich Berne(1910-1970).

En términos generales, divide a la personalidad en trés estados o “P.A.N”: estado Padre, estado Adulto y estado Niño, al que denominó “Análisis estructural” del Yo, que busca explicar lo que sucede dentro de la mente. Los estados son modos de pensar, sentir y hacer. Expliquemos el “P.A.N”:

 

a)       Estado del yo Padre: es la parte parental cuyo rol consiste en educar, proteger, y controlar al Yo.

b)       Estado del Yo Adulto: es la parte lógica y racional  del Yo. Con el juicio lógico controla las partes infantiles y los prejuicios del pasado. Permite autocontrol, proyectos, etc.

c)       Estados del Yo Niño: es la parte infantil, emocional y espontánea de la personalidad. 

 

  • Pensamiento crítico: en relación al tema, ¿qué opinión crítica puede establecer?. ¿Qué críticas científicas se establecieron al respecto?.
  • Pensamiento creativo: ¿Qué opinión nueva y personal puede establecer sobre el tema.?

 

Los trés estados  “dialogan” en forma permanente. Puede predominar un estado sobre los demás, llevando a ser o más autónomo(Adulto), más impulsivo(Niño) o más dominado por el pasado(Padre).

Por consecuencia, buscamos personas parecidas a cada estado del yo: el “Niño” busca un Padre protector, el “Padre” busca un Niño para proteger o  dominar, y el “Adulto” busca intercambios con un igual. Quién se maneja dominado por  su Padre interno es prejuicioso, rígido, moralista, y quién se maneja con su Niño se torna infeliz y dominado por su pasado. Quién funciona con su Adulto es autónomo, realista y flexible.

Contaminaciones: el Adulto puede sufrir contaminaciones por el Padre(prejuicios familiares, alucinaciones, ideas autoimpuestas, que dificultan un obrar saludable.) y por el Niño(ideas cargadas de emoción, fantasías regresivas). La descontaminación consiste en analizar con el Adulto los prejuicios familiares, emociones, y mandatos familiares ignorados que abruman al Yo.

Así mismo, el A.T habla de “posiciones psicológicas” o existenciales formadas en la infancia: las actitudes sanas ante la vida se denominan “OK” y las de autodesprecio “no OK”.

El A.T apunta al fortalecimiento del Adulto para tomar el control de la conducta, pero debe ser flexible(aceptar la parte infantil). Los conflictos vitales enfrentadas con el Adulto fortalecen la personalidad.

 

El guión Inconsciente

 

Es el “plan de vida inconsciente” forjada en la infancia y que puede ser en parte  consciente. Es el “programa” inconsciente que se estructura antes de los 5 años. Este programa puede impedir un contacto real con el mundo y de logros positivos. Por ello, lo que no se hace consciente, se repite de una generación a otra

El fin último de todo comportamiento consiste en  llevar a cabo el guión deseado, que como una “estructura incompleta” pugna por  completarse. El guión puede ser constructivo o destructivo. Los guiones constructivos no llevan a necesidad de terapia.

El guión se funda en las desiciones tomadas en la infancia. Tales desiciones, afectarán las futuras relaciones, como el caso de una niñita que buscaba asíduamente ser aceptada por un padre poco afectuoso. Un día, luego de asistir a un conflicto entre su  padre y su madre, tomó la desición de que nunca más volvería a querer a ningún hombre. Esto la volvió tímida, cuidadosa y aislada. Posteriormente, su actitud se generalizó: “Todos los hombres son malos”. En su adultez, los hombres buenos la aburrían y  buscaba demostrar su creencia fundamental de que los hombres eran malos por naturaleza. Finalmente, encontró un  hombre similar a su padre, con el cual repitió los infortunios de la madre.

Sin embargo, las desiciones pueden modificarse. En la niñez era imposible por la inmadurez psicológica, pero en la actualidad y con ayuda de un psicólogo las desiciones absolutas y negativas pueden modificarse. En el fondo, las desiciones adoptadas son estimuladas por los deseos paternos. Los hijos realizan lo que los padres  desean, como el caso de la niña citada.

Una desición sana constituye un enunciado de fines positivos: “Me dedicaré a esto o lo otro”, “Seré un estudioso”, “Me casaré y tendré una familia”, etc. Una desición patológica se enuncia en forma absoluta y no deja lugar para la adaptación a los hechos externos: “Nunca volveré a amar a ningún hombre porque mi padre no me quizo”, “Todas las mujeres son malas como mi madre”, “Nunca nadie me va querer como dice mi papá”, etc. En tales desiciones tempranas se originan  el guión inconsciente o destino que mora en nuestro Inconsciente.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario El analisis transaccional de la personalidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre