Avisar de contenido inadecuado

Psicologìa de los roles

{
}

 

 

 

* Problemática inicial: “En el curso del desarrollo, lo que se incorporan son múltiples roles que conforman una síntesis dinámica que llamamos “identidad” o “personalidad. ¿Cómo interpreta ésta afirmación?”

 

 

S

egún la  teoría psicológica denominada “Psicodrama”, el rol es el papel o función que asumimos en la interacción. Es la conducta esperada de un individuo que ocupa una posición determinada (el padre en función del hijo, etc. ). Permite relacionar el comportamiento individual, grupal y social.

Cada rol tiene su  rol complementario, como el par docente-alumno, padre-hijo. El rol prescribe comportamientos específicos para el ocupante de una posición o estatus en un grupo o  sociedad dada. El concepto de rol se vincula a las expectativas reciprocas respecto de que tipo de comportamiento corresponde a cada rol. Es decir, esperamos que un padre actúe de determinada forma, una autoridad, etc.

La tarea común de toda persona consiste en definir y redefinir los roles que a diarios debemos jugar y adjudicar.

   Cada sujeto ocupa diversos roles según el momento. Una mujer cumple su rol femenino cuando se asume mujer, de madre al cuidar a los hijos, de hija cuando ve a su madre, de ciudadana, estudiante, profesional, etc.

En el curso del desarrollo, lo que se incorporan son múltiples roles que conforman una síntesis dinámica que llamamos “identidad” o “personalidad”.

El rol es la mínima unidad cultural o mínima pauta de interacción La manera de ejecutar un rol surge de las normas culturales, porque un rol asumido en una cultura difiere del de otra cultura. Por ejemplo, la cultura del interior lleva a que los hijos respeten ciertos rituales como el saludo a la mañana, el trato cotidiano, otorgando un lugar de autoridad al padre. Esto difiere del trato que un hijo de la ciudad otorga al rol paterno.

   Para cada rol existe un “tipo ideal” (modelo, patrón) y variaciones en cuanto a la asunción del mismo rol. Se espera que una joven de clase media llegue a la Universidad, sea profesional y asuma los roles típicos de su clase. Esto se relaciona con los criterios de normalidad y salud mental.

 

 

 

 Psicologìa de los roles

 

Es posible diferenciar roles biológicos, sociales, y  psicológicos. Los tres tipos de roles se relacionan, pudiéndose denominar al primero roles “psicosomàticos” al  existir interacción entre lo psíquico y  lo corporal. Al segundo tipo, roles “sociales” porque los roles se juegan desde una posición en la sociedad, en un grupo, etc., y  “psicológicos” a los roles internalizados en el curso del desarrollo personal.

 

  • Roles biológicos o psicosomàticos: se vinculan a las funciones fisiológicas, como el comer, dormir, percibir, etc. Sé relacionan con las primeras experiencias de aprendizaje y son profundamente afectivas o psicosomáticos.
  •  

    Dimensión interdisciplinaria

     

    ·          Indague en textos de sociología sobre la importancia de los roles en la sociedad.

    ·          Indaga en textos de antropología sobre los roles típicos en otras culturas.

    ·          ¿Qué sostiene el paradigma “dramatúrgico” de la persona.

    ·          ¿qué sostiene el “Interaccionismo simbólico” de H.G. Mead?.

    ·          ¿Qué estudia la corriente psicológica denominada “Psicodrama”?.

    ·        ¿Cuál es el valor de los roles en Psicología social?.

     

    Roles sociales: se vinculan a roles sociales como el de psicólogo, docente, investigador, filosofo, político, etc.
  • Roles psicológicos o psicodramáticos: se vinculan a los roles internalizados en función de la personalidad y su historia, la ubicación del rol en un grupo familiar y su dinámica, etc. En suma, todos los roles que tenemos incorporados en forma particular.

 

 

 

Desde la óptica social, el rol puede ser adjudicado o asumido. En el primer caso, el rol es adjudicado por otro como el rol de hijo, el sexo, el rol de hermano, la raza, etc. Los roles  adquiridos  requieren de un aprendizaje previo, como los roles profesionales. Los roles adjudicados, como la procedencia de clase, determinan en cierta medida el nivel o status del rol adquirido. Así, la edad, el pertenecer a la clase media, el sexo, la filiación, etc. , llevan en algunos casos a mayores posibilidades en lo social.

Experimentos sobre asunción de roles: el psicólogo Philip Zimbardo de Stanfort contrató a varios estudiantes para que asumieran el rol de “guardia” y “preso” respectivamente, simulando una cárcel. Con el tiempo, los “presos” fueron aceptando el rol de los “guardias” y éstos los de aquellos. Sucesivamente, fueron actuando como reos y guardias  auténticos, y hasta hubo un intento de motin. Los “guardias” se habían tornado  autoritarios y se tuvo que suspender la experiencia debido a los enfrentamientos.

¿Qué nos enseña el experimento de Zimbardo sobre nuestro comportamiento?. Que todo depende de la situación, de las circunstancias que nos ubican en un rol u otro, en un grupo u otro, para que se expliciten actitudes sumisas, sádicas, antisociales o humanitarias, democráticas o autoritarismo, etc. Ricos y pobres, docentes y alumnos, padres e hijos, dirigentes y dirigidos, guardias y presos, etc., son dos aspectos de la misma circunstancias y ambos roles podrían ser asumidos por las mismas personas si la situación lo permitiese.

Lo crucial es la toma de conciencia de tales mecanismos psicológicos que nos someten a la esclavitud de nuestra propia psicologia. Ser consciente de tales, permitiría ser más libre al asumir os diversos roles que nos deparan la sociedad y nos permitiría esgruimi9r las fuerzas morales y los derechos legales y humanos para evitar el despliegue de los aspectos negativos de nuestra personalidad. Nuestra realidad cotidiana laboral, profesional, escolar, militar, hospitalaria, etc., nos someten a diario a situaciones reales y crudas, de sumisión o violencia emocional o de maltrato, donde los roles son asumidos en la forma en que la describe Zimbardo. Mejor dicho, el experimento demuestra que los roles se aprenden o asumen en forma veloz y revela la existencia de prejuicios y creencias fijas(estereotipos) que son  actuados, junto a los aportes de la experiencia previa de cada uno en la familia(como la relación padre-hijo), escuela, etc., Con todo, aparecen evidencias de que es posible asumir comportamientos extremos típicos de ciertos roles llevados por las creencias y expectativas de los demás y debido a la presión de la situación.

 

  

¿Todos los roles son iguales? ¿Qué es lo que nos permite diferenciar un tipo de vínculo de otro? Para responder a éstas preguntas debemos clarificarnos sobre el concepto de estatus. El estatus es la posición del rol en términos de alto o bajo. Es la jerarquía(rango) o posición del rol en función de otros roles. El padre en función del hijo, el docente en función del alumno, etc. Tanto el rol como el estatus requieren ser percibidas y reconocidas para evitar malentendidos y conflictos de roles. Todo estatus conlleva responsabilidades especificas. La confusión entre rol y persona lleva a equiparar jerarquía con superioridad y a la lucha.

   El rol es el aspecto dinámico, funcional del estatus. El estatus alude al lugar de autoridad de quien ocupa una posición. Ocupamos diversos estatus según los momentos: de padre aquí, de capataz en otro, de asesor, supervisor, etc. La dificultad surge cuando el estatus o jerarquía del rol no es reconocida o es desvalorizada. Es el caso del padre asume el rol de “hijo” de una esposa dominante, quedando como “hermano” de sus hijos.

Experimentos sobre el estatus: el psicólogo Willian F. White comprobó en un experimento realizado en un restaurante que, si se respetaban o reconocían el estatus más alto de los demás(como el cocinero en función del ayudante, etc), existían menos problemas. Contrariamente, cuando los sujetos de menor  jerarquías no reconocían el estatus de los superiores jerárquicos e iniciaban la tarea sin  el consentimiento de los de mayor estatus, llevaba a la reacción y a conflictos.

Experimento personal o grupal

* ¿Cómo diseñarían un experimento psicológico sobre el tema.?. Con qué hipótesis.?. ¿Cuáles son los pasos a seguir.?

 

 

Debemos diferenciar la subjetividad del rol. La subjetividad constituye  el “estilo propio” o forma particular en que cada uno de nosotros asume un rol ante los demás(de sumisión, dependencia, cooperación, infantil, adulta, inmadura, madura, racional, etc,)  y el rol es la función que cada sujeto cumple según un estilo subjetivo particular. El sujeto es quien asume una función o rol, quedando el rol como el aspecto funcional o papel asumido ante los demás. Se pueden asumir muchos roles en el día y en todas ellas el sujeto es activo y protagonista de los avatares de su existencia. Sin embargo, la subjetividad permanece invariable y aparece como efecto de sentido de los roles que se asumen en forma más o menos conscientes.

 

  • Pensamiento crítico: en relación al tema, ¿qué opinión crítica puede establecer?. ¿Qué críticas científicas se establecieron al respecto?.
  • Pensamiento creativo: ¿Qué opinión nueva y personal puede establecer sobre el tema.?

 

Por otra parte, el predominio de un rol, como el rol profesional en nuestra sociedad, conduce a desvalorizar el valor de las restantes, como el rol de padre, la amistad, la familia de origen, etc. y esto tarde o temprano lleva al siguiente caso: es un papá muy trabajador. No está nunca. Un día, el hijo insiste para que el  padre le dé plata. Entonces, el hijo baja una alcancía, cuenta su plata, y con alegría le dice al padre que-¡por fin¡-le compraría una hora de su tiempo, para poder conversar un rato.

   Otro ejemplo puede ser el jerarquizar el rol de madre, en detrimento del rol femenino, que implica cuidados, belleza, sensualidad, etc. , para despertar el deseo del esposo. Todo sujeto juega un conjunto de roles(haz de roles) de las cuales una es jerarquizada como la principal, siendo el rol que mejor identifica a tal sujeto. En esto, vale la regla de que no existen roles inferiores ni superiores, sino roles y jerarquía de roles.


 

En la dinámica intersubjetiva cotidiana, los diversos roles que se adjudican y se asumen a diario, implican diversas expectativas y exigencias. El conflicto de roles surge porque existen diversas exigencias para asumir  un rol o se lo asume con dificultad. En el primer caso, hay imposición o exigencia externa (conflicto entre roles), que desemboca en oposicionismo explícito o implícito y en el segundo, la dificultad se relaciona con la personalidad, cuya conflictividad impide un juego saludable de roles. El ejemplo del primer caso se da cuando un padre exige a un adolescente para que acepte roles pertenecientes a otra época. El segundo ejemplo es de aquel padre que localiza la dificultad en que su hijo no le hace caso, donde la dificultad es para asumir un rol democrático ante el hijo.

   Podemos adelantar una “regla” respecto de los roles: las distorsiones, equívocos, conflictos, desvíos, y sufrimientos se deben a una “mala lectura” de los papeles que se asumen ante los demás.

La confusión de roles y la rigidez llevan a conflictos. El caso de las parejas en que se confunden deseo de dominio y poder con amor. Otro ejemplo es el de las parejas que son supuestamente autónomas, pero como uno de los miembros no ha dejado  su rol de hijo/a, la suegra/o cumple rol protagònico, legislando el proyecto de vida de la pareja. O el padre que cumple rol de supervisor en su trabajo, y continúa dominante en su casa

   La adjudicación de roles contradictorios provoca conflictos. En este caso, se adjudica un rol explícito y consciente y otro rol implícito e inconsciente que contradice al primero. Es lo que sucede en el caso en que una madre dice desear la independencia de su hijo. Pero inconscientemente teme quedar sola y anula todo intento de independencia de su hijo. Por último, el hijo continúa cuidando a la madre,  sacrificando su historia afectiva.

   A menudo, los conflictos entre roles encubren un conflicto de personalidad: la dificultad para asumirse como hombre lleva a baja autoestima y a la necesidad de encubrir la propia situación sobre la base de conflictos manifiestos con el entorno. Otro ejemplo es el  adolescente  problemático que juega de manera conflictiva sus roles (de hijo, de amigo, los estudios, etc. ) porque está elaborando la adolescencia (definir su rol masculino, el replanteo del rol de niño, ubicarse en un nuevo cuerpo, replantear los aportes familiares para hacerse una identidad propia, la vida sexual y la conciencia de finitud...) En esto, un conflicto psicológico, vinculada a una reorganización de la personalidad, dificulta una buena lectura y asunción saludable de los roles.

   Los roles conflictivos son los roles sujetos a exigencias varias y contradictorias. Un hijastro, debe intentar ser hijo autentico con un padrastro que busca ser verdadero, pero sin verdaderos lazos afectivos. Cuando el hijastro busca ser comprendido, el padrastro está evitativo o exigente, llevando al rechazo, y cuando el padrastro se acerca a aconsejar, el hijastro considera que no es el verdadero padre para exigirle cosas. La intervención materna puede ser para un lado u otro, lo que deja la neutralidad, realimentando el malentendido. Una vez mas, se debe buscar el esclarecimiento y comentario de los roles.

 

  

  El roleplaying

 

El roleplaying o juego de roles constituye una técnica para entrenar y mejorar los roles. Consiste en una simulación del rol para elaborar las facetas desconocidas del mismo. El roleplaying se puede realizar solo o en equipo, con el objetivo de entrenar futuros roles o revisar las existentes. Es posible descubrir potencialidades ocultas, roles desconocidas (como el caso del intelectual que descubre su cuerpo y el deporte), aspectos rígidos, las contradicciones entre el pensar, el sentir y el hacer. Es un verdadero método de aprendizaje.

   El roleplaying requiere de un escenario que puede ser cualquier lugar, un director de dramatizaciones que organiza la dramatización, el o los protagonistas(quienes van a dramatizar), los auxiliares (que juegan roles complementarios a los protagonistas). La escena o puesta en acto abarca el precalentamiento inicial (ponerse en cada rol, preparación activa), la dramatización o puesta en acto y la evaluación de resultados que consisten en una reflexión activa de todo lo realizado. El roleplaying abarca él diagnostica inicial de los roles a asumir, sus posibilidades y déficit, el argumento o discurso, etc.

   El objetivo principal del roleplaying consiste en mejorar la asunción y adjudicación de roles, incrementar la espontaneidad y no solo el aprendizaje de respuestas ya hechas.

 

 

   En nuestra sociedad, existen roles cruciales, fundamentales como los de padre, madre y diversos tipos de roles, que –al parecer-no requieren de aprendizajes sistemáticos. Como resultado, separaciones, conflictos de parejas, violencia familiar, y otras dificultades. Para poder mejorar la familia y la sociedad, se deben instrumentar en la escuela, en las sociedades de fomentos, ongs, etc., un programa dinámico, en lo posible interdisciplinario, que denominamos  “Escuela para padres” para aumentar la salud mental de la familia y la sociedad . El objetivo de la misma es el entrenamiento en la función paterna y materna, el conocimiento de los hijos, el desarrollo humano, la estimulación de la inteligencia, el desarrollo prosocial y comunitaria, la vida emocional del  niño, planificación familiar, proyecto de vida de los hijos,  violencia familiar y su prevención, el aprendizaje de las normas familiares y sociales, entre otros, a fin de lograr conocimientos sobre la comunicación humanasu conjunto. La técnica a instrumentar debe ser el roleplaying o juego de roles, la utilización de la función docente de los  padres y de la familia como educación informal, desde una comunicación y alianza estrecha y estratégica entre la escuela, escuela la familia como los profesionales de la salud mental y la familia.

 

La practica de los roles en la sociedad(pragmática)

 

   Las dificultades para sumir un rol se relacionan con la subjetividad y sus alteraciones y las dificultades típicas de algunos roles. Muchos roles, como el de político, abogado, etc., además de su base técnica y los pasos formales requieren de la faceta adaptativa (inteligencia interactiva), el aspecto interaccional o pragmática del rol. La pragmática del rol se centra en como se actúa el rol y los efectos resultantes en términos de eficacia o de aprendizaje productivo. Todo rol posee una eficacia en la interacción y ésta puede ser saludable o conflictiva. Además, a todo esto se añade la ética del rol, los limites morales de lo justo o lo injusto en función de las normas y valores. En esto, la única ética aceptable es la que salva al ser humano.

 

 Etapas en la construcciòn de los roles

 

   Según Piaget, los roles se desarrollan desde una etapa de autismo (sin considerar hacia los demás), pasando por el de absolutismo (asunción rígida de los roles) hasta desembocar en la reciprocidad o juego flexible de roles. Veamos ese desarrollo en forma cercana.

 

Etapa de autismo
  

   Se desarrolla hasta los tres años aproximadamente. En los comienzos del aprendizaje de los roles, él bebe es “autista”, es decir, se vincula exclusivamente para el alivio inmediato de sus deseos, sin considerar norma alguna. Los roles complementarios como el de madre, padre o hermanos, son reconocidos aunque permanecen como parte del propio rol. No hay diferenciación neta entre él yo, los roles y los demás. En este momento, él bebe o el niño es solipsista (se considera solo así mismo) en contraposición al realismo posterior, que considera los otros roles desde su punto de vista (pensamientos, sentimientos).

 

  Etapa de absolutismo

A partir de los tres años aproximadamente. Se da en el momento de ruptura del autismo porque otras personas contrarían los deseos del niño. Por lo tanto, debe controlar algunos de sus impulsos y adquirir hábitos como el comer con cuchara y no con la mano por ejemplo. Comienza a practicar roles prescritos: juega a ser lechero, madre, padre, vendedor, personajes positivos y negativos de la TV, etc. El juego de rol es absoluto porque cada rol debe hacerse de una forma, habiendo dificultad con otros chicos por el “mal” juego del rol.  Citemos a un psicólogo social (Young, 1944) :

 

“El niño juega a ser madre, enfermera, bombero, piloto de avión, y soldado. Pero aún más importante que eso es que juega varios roles en estrecha sucesión. En el juego imaginativo habla primero como un personaje supuesto, después como otro, y, a veces, como él mismo. Existe un ensayo dentro de su propio control, de las palabras que le dirigen los otros a él y de la réplica que les devuelve. En un momento puede ser tendero y en otro siguiente un comprador. Pasa por las interacciones del venderse a sí mismo una golosina ficticia. Como policía, puede deterse a sí mismo, como viajero se entrega su boleta ficticio a sí mismo como guarda”

 

 Según éste  el texto, podemos notar claramente que el niño puede anticipar y responder a conductas del otro. La respuesta esperada le posibilita anticipar, por ejemplo, una sonrisa. El niño puede “asumir el rol del otro”, ponerse en el lugar del otro, para anticipar el rol del otro.

En los comienzos, el niño asume un rol dual, donde es hablante y oyente de sí mismo. Esta función dual del lenguaje, la capacidad de hablar y escucharse, le posibilita asumir muchos roles al ser actor y espectador de sí.

 

 Etapa de reciprocidad

  

   Desde los siete años aproximadamente. Implica el reconocimiento de la reciprocidad entre el rol propio y la de los demás.  Esto se da cuando el chico logra diferenciar que existen diferentes perspectivas, que los demás poseen sus propios puntos de vistas o maneras de jugar los roles. Aprende a anticipar o ponerse en el lugar del otro de manera más fina y acertada.

   En suma, la etapa de reciprocidad se desarrolla cuando el niño puede reconocer mejor lo que los otros desean, piensan, o sienten. El progreso en asumir “ el rol del otro” permite anticipar pensamientos, sentimientos, percepciones y acciones.Sucesivamente, el niño aprende a adaptarse a las expectativas de los demás según la posición o rol asumida.

 

Actividades

 

 

1-       ¿Qué es el rol?

2-       ¿Cómo se clasifican los roles?

3-       ¿En qué consistió el experimento del psicólogo Zimbardo de Stanfordt?. Qué comentarios le suscita

4-       ¿Qué se entiende por jerarquía de los roles?

5-       ¿Qué sucede cuando no se reconocen los estatus o jerarquía de los roles)?. Diseñe un experimento similar al del psicólogo White sobre la jerarquía de los roles en el ámbito laboral.

6-       ¿Cuál es la diferencia entre personalidad y rol. Dé un ejemplo.

7-       ¿Cuál es la diferencia entre conflicto de personalidad y conflicto de rol.? Ejemplifique en el ámbito laboral y familiar

8-       ¿Cuál es la utilidad del roleplayingo o juego de roles?. Organice una dramatización vinculada a la vida de pareja, familiar, laboral o social.

9-       ¿De qué se ocupa la pragmática de los roles?

10-  ¿Cuál es la utilidad de lo que se denomina “Escuela para padres”?

11-  Realice un cuadro resumen de las etapas en el desarrollo de roles desde Piaget.

 

  • Diccionario de psicología: busque el significado de los términos desconocidos en su vocabulario.
  • Psicología & Televisión: de una película de su preferencia,  diferencie los distintos tipos de roles con sus jerarquías correspondientes.
  • El diario en la clase: busque recortes periodísticos vinculados al tema. Traiga un informe para debatir en clase.
  • Poesía y tema musical: busque una poesía y una canción que aluda al tema.
  • Psicología en Internet: Busque un texto interesante  vinculado al tema y elabore un informe breve para debatir en clase.

 

{
}
{
}

Comentarios Psicologìa de los roles

un excelente aporte... para conocer mucho acerca de los roles.
guille guille 30/11/2010 a las 22:14
deseo saber el significado de mi nombre gtacias
robert robert 10/07/2011 a las 02:16

Deja tu comentario Psicologìa de los roles

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre