Avisar de contenido inadecuado

Salu mental y normalidad

{
}

 

  La salud mental

 

  • Problemática inicial: “Se dice que cada grupo social, institución o familia, elabora su concepto de salud y enfermedad, lo normal o anormal según su cultura  particular. Desde la pirámide social, lo normal para un sector es anormal para otro, lo mismo sucede de una cultura a otra. Es decir, lo típico de la clase media no lo es en las clases menos pudientes, y las normas de una cultura cambian en otra. ¿Cuál es su opinión al respecto?.”

 

 

   E

l concepto de normalidad alude a la “norma”, al “cómo” debe comportarse una persona. Es normal que una joven de clase media estudie, llegue a la universidad y se case con alguno de su mismo nivel o status social. Lo anormal en su caso, seria desviarse de lo esperado por su grupo social, actuando como una joven de clase baja: estudiar hasta la secundaria, casarse temprano, tener muchos hijos, etc.

   Sin embargo, la idea de “norma” posee una connotación valorativa, teñido del “cómo” debemos comportarnos, haciendo híncapie en el control y disciplina de la conducta. Para no seguir víctima de los prejuicios y estereotipos discriminatorios, vamos a estudiar mas de cerca los criterios de la normalidad y salud mental, que subyacen a nuestras creencias cotidianas.

 

Criterios para definir la  normalidad y la salud

 

mental

 

Algunos de los criterios clásicos o  conceptos comunes utilizados para definir la normalidad y la anormalidad son el criterio estadístico y  la desviación del tipo ideal de conducta.

 

  • Criterio estadístico: la anormalidad es definida como desviación de la media o norma común. Normal es quien no se desvía del comportamiento común de un grupo, una institución o toda una sociedad. Es un criterio numérico, cuantitativo, la “media estadística”  deducida de los test y la observación del comportamiento. La desventaja de éste criterio radica en que excluye a los diferentes como los llamados “genios” y deficientes en función de un grupo de personas con inteligencia media. Por consecuencia, lleva al predominio de la mayoría sobre la minoría, a una  verdadera “tiranía de la mayoría” porque no hay construcción  común de la realidad sino sobre la base de exclusión de los diferentes.
  • Criterio del  “Ideal de conducta”: lo anormal es definida como desviación del tipo ideal(el modelo) de conducta, es decir, por la falta de cumplimiento de las expectativas o conducta esperada por  un grupo y su norma. Un jóven que no sigue el camino habitual de otros jóvenes de su grupo, será catalogado como anormal y enfermo. Se recurre al modelo ideal de comportamiento, ubicada en función del comportamiento real. Hay gradaciones entre lo real y el ideal y el grado de acercamiento define si una  persona se desvía o no. Como en el criterio  estadístico, conduce al conformismo, dejando de lado el deseo y las demandas individuales y al diferente. La desventaja de éste criterio es que los ideales o conductas típicas esperadas cambian con el tiempo, así como las normas.Una joven puede ser normal si acepta el destino común que  su familia le exige por ser hija de la clase trabajadora. Pero si llega a la adolescencia y continua aceptando las normas paternas(criterio normativo) pertenecientes a otras generaciones, terminaría con conflictos psicológicos referidos a su identidad, que continuaría infantil,  sin asumir la identidad propia. Por otra parte, sujetos sanos y cuestionadores, pueden ser rotulados como enfermos o desviados desde el criterio estadístico o ideal. Inversamente, sujetos con una neurósis graves, pueden aparecer como normales desde éste criterio. En conclusión, los dos criterios clásicos resultan insuficientes por sus  limitaciones y  es necesario revisar los modelos o paradigmas actuales sobre el tema.

 

 

  • Pensamiento crítico: en relación al tema, ¿qué opinión crítica puede establecer?. ¿Qué críticas científicas se establecieron al respecto?.
  • Pensamiento creativo: ¿Qué opinión nueva y personal puede establecer sobre el tema.?

 

Modelos explicativos actuales  sobre  la

 

normalidad y la salud mental

 

  • El modelo  de la psiquiatría: la causa del comportamiento patológico o enfermo se ubica en el cerebro, a nivel psico-fisiológico, es decir, por ejemplo el pensamiento delirante se debe a disfunción de las neuronas y áreas del cerebro. En algunos casos, se considera lo emocional, aunque desde un reduccionismo que  ignora  la historia emocional del individuo. Puede utilizar los dos criterios previos, como cuando un individuo se desadapta de su grupo(desvío del comportamiento común)  o cuando no actúa en función del ideal de conducta esperada por ese grupo.
  • El modelo socioantropológico(es decir, compartida por  los Sociólogos y Antropólogos):

Considera que lo normal y anormal, así como la salud y la enfermedad mental son resultados de la influencias sociales(las relaciones en la familia, la escuela, la comunidad, etc.) y de la cultura(es decir, cada cultura juzga lo justo o injusto según  pautas o creencias culturales particulares). Un chino, un occidental o un latinoamericano  poseen criterios diferentes sobre la realidad y la salud y la enfermedad mental. Este modelo resulta convincente en el plano social y cultural, aunque debe considerar los paradigmas psicológicos que ponen hincapié en el deseo de individuos y grupos específicos.

 

Paradigmas psicológicos  sobre  normalidad y la 

 

salud mental

 

Un paradigma se define como un modelo explicativo válido, utilizado como “criterio” para pensar y actuar sobre la realidad.

 

  • El  paradigma conductista: considera que la normalidad y la salud mental son aprendidas sobre la base de premios y castigos  que fijan y refuerzan  la conducta normal o anormal. Se centran en la conducta manifiesta y observable. El modelo ignora las motivaciones inconscientes, la historia emocional, lo que limita el enfoque. Esto llevó a que la mayoría de los psicólogos abandonaran el enfoque.
  • El paradigma cognitivo: constituye un enfoque novedoso y reciente y considera que la normalidad y salud mental dependen de la cognición(es decir, de las ideas, del pensamiento y las creencias). Un sujeto normal “piensa bien”, no posee creencias distorsionadas y automáticas que lo agobian como en la depresión, anorexia, bulimia, fobias, estrés postraumática, etc. En el caso del depresivo, posee un  autoconcepto negativo(se ve mal), es pesimista, etc., por sus pensamientos automáticos y distorsionados. La “terapia cognitiva” consiste en detectar tales distorsiones y ayudar al sujeto a pensar de un modo más ajustada a la realidad. Para quienes comparten el paradigma psicoanalítico, resulta una  mirada parcial porque otorga un lugar demasiado importante al pensamiento, lo que para el psicoanálisis resulta ser “la punta del iceberg”.
  • El paradigma de la psicología humanista: para la psicología humanista, la salud y la enfermedad coexisten dinámicamente, son polares. Esto va desde la ausencia relativa de síntomas de enfermedad (orgánicas, psicológicas) hasta síntomas manifiestos con el sufrimiento resultante. La persona sana vuelve a reequilibrarse  ante los conflictos, esboza soluciones en forma activa. Valoriza la racionalidad de cada uno para fijar sus propios objetivos. Lo novedoso de éste modelo es que el individuo puede fijar sus propias normas en función de su “estilo de vida”  y respetando las del prójimo. La salud mental depende de la búsqueda de sentido a la propia existencia(una razón para vivir, la autorrealización, etc.).
  •  El paradigma del “D.S.M” o “Manual de diagnóstico y estadística de los trastornos mentales”(por ahora el número IV): Constituye una “nosografía”, es decir, un manual que describe cuadros o tipos de alteraciones de la conducta. Fue realizada por psiquiátras, lo que nos remite al paradigma psiquiátrico(ver supra).Fue publicada por la Asociación de Psiquiatría Americana para lograr un consenso sobre los tipos de alteraciones en el plano mundial y con fines de investigación, a pesar de que carece de un fundamento teórico como lo es el paradigma psicoanalítico o cognitivo. La mayoría de los psicólogos lo utilizan para cumplir el aspecto administrativo en clínicas y  obras sociales.
  • El  paradigma psicoanalítico: ubica la causa del comportamiento  “anormal” y de la “salud mental” en la historia emocional inconsciente del individuo, dada en la familia. Lo más original de éste modelo es que el concepto de salud mental no excluye los conflictos(aún el más sano puede padecer conflictos pasajeros y un sujeto con una neurósis grave puede aparecer como “normal”.). La  “anormalidad” es definida como la incapacidad para resolver los conflictos emocionales y la adaptación al medio, debido a conflictos inconscientes no resueltas. La “enfermedad” se define como malestar subjetivo cuyo indicador  es el síntoma penoso como el miedo en las fobias, la angustia, los conflictos recurrrentes, la tristeza en la depresión, etc.

Para Freud, la salud se define como la capacidad de amar y trabajar en forma creativa. El trabajo es salud y brinda sentido de realidad compartida e identidad.

La Enfermedad se define como adaptación pasiva, con sufrimientos en el ámbito psicológico o biológico(predomino de conflictos no resueltos.). Es el modelo más utilizado en la actualidad por la mayoría de los psicólogos, junto al modelo socioantropológico y cognitivo.

 

“La salud mental del niño constituye la base de la salud psíquica del adulto”

 

 Se habla de una personalidad sana  cuando se observan indicadores como:

  • Relaciones estables y permanentes  (sentido de realidad compartida)
  • Limites éticos o criterios morales compartidos.
  • Sentimiento de identidad.
  • Proyecto de vida.

 

Escuela para padres

 

   La salud mental se construye  a través  del desarrollo evolutivo, gracias a la dotación genética y las influencias del medio. Es crucial un ambiente facilitador, estímulos suficientemente buenos, familia estructurada, roles parentales oportunos (función materna y paterna facilitadora y que posibiliten “límites”).

 

Durante el crecimiento de los hijos se deben evitar:

 

  •  Privaciones emocionales como las separaciones de personas que cumplan el rol materno o paterno.
  • Abandono físico prolongado (negligencias, hospitalizaciones, etc.) con ausencia de ternuras o estímulos.
  • Enfermedades infantiles comunes.
  • Educación individualizada insuficiente, debidas a abarrotamiento de alumnos y escaso numero de docentes o mal desempeño del rol docente (en guarderías y escuelas).
  • Carencias afectivas y materiales.
  • Madres depresivas, negligentes, autoritarias, posesivas, poco estimulantes, con bajo nivel de maternaje (poco conocimientos respecto de la evolución infantil, falta de asesoramiento profesional, etc.).
  • Privaciones afectivas y materiales.
  • Violencia familiar.
  • Frustraciones excesivas (recompensas y castigos mal equilibrados y castigos represivos).

   En pocas palabras, es necesario un ambiente facilitador, estructurado, vínculos sólidos, permanentes y estimulantes de las capacidades intelectuales, afectivas, físicas, motrices, lingüísticas, creativas, practicas, abstractas, etc., del niño.

 

Actividades

 

 

1-       ¿Qué se entiende por  “norma”, “normalidad”, “anormalidad”, “enfermedad” y “salud mental”.

2-       ¿Cuáles son los criterios para definir la normalidad y la salud mental?

3-       ¿Qué sostienen los modelos explicativos actuales sobre el tema?

4-       ¿Qué sostienen los paradigmas psicológicos actuales sobre el tema?

5-       Realice una comparación mental sobre cada modelo explicativo y anote sus conclusiones.

6-       ¿Cómo define Freud la salud mental?

7-       Comente la siguiente afirmación: “La salud mental del niño es a base de la salud psíquica del adulto”

8-       Escuela para padres: Realice un programa de prevención de las alteraciones de la personalidad”. Lea el punto “Escuela para padres”.

 

  • Diccionario de psicología: selecciones y busque el significado de los términos desconocidos en su vocabulario.
  • Psicología & Televisión: elija una película de su preferencia vinculada al tema de la salud mental y preparé un resúmen para analizar en clase.
  • El diario en la clase: indague en diarios y revistas científicas sobre la temática de la salud mental en la Argentina. Considere los puntos problemáticos para debatir en clase.
  • Poesía y tema musical: busque una poesía y una canción que aluda al tema.
  • Psicología en Internet: Busque un texto interesante  vinculado al tema y elabore un informe breve para debatir en clase.
  • Lecturas complementarias: “Psicoanálisis de la sociedad contemporánea”(Erich Fromm).
{
}
{
}

Deja tu comentario Salu mental y normalidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre